Además de ser una de las bebidas destiladas más populares del mercado, el vodka representa un producto muy útil para muchos otros ámbitos.

¿Para qué podemos utilizar el vodka?

  • Desinfectar el colchón; Su alta graduación alcohólica hace que pueda utilizarse como desinfectante. Lo más eficaz es aplicar bicarbonato con la ayuda de un colador, para esparcirlo bien por el colchón y dejamos actuar dos horas. Después pasamos el aspirador para retirar el exceso de bicarbonato y los ácaros que haya atrapado este y cogemos una mezcla, que tenga mitad de agua y mitad de vodka y lo pulverizamos en el colchón. Sólo queda abrir las ventanas para que se seque por completo y ya tendremos nuestro colchón bien desinfectado.
  • Elimina los olores sin necesidad de lavar la ropa. Si necesitas ponerte una prenda y aún no te ha dado tiempo a lavarla una de las opciones es pulverizar un poco de vodka diluido en agua en las zonas conflictivas, como la parte de la axila de la camisa, y dejar que se seque. Es la forma más rápida y eficaz de quitar el olor. Aunque es recomendable lavarlo después de hacer este proceso, para que la ropa quede completamente desinfectada y limpia.
  • Tiene muchos beneficios para nuestro cabello, ya que entre otras cosas consigue eliminar la caspa. Es capaz de eliminar la caspa porque elimina el hongo que lo causa y sana la irritación y la inflamación. Necesitas una taza de vodka en la que deberás añadir romero seco y dejar reposar tres días. Después deberás aplicar con cuidado en el cabello dando suaves masajes para estimular la circulación. Deja actuar 20 minutos y lávate el cabello con tu jabón habitual aclarando con abundante agua.
  • También será tu mejor aliado para limpiar en profundidad las juntas de bañeras y duchas, llenando una botella de spray y pulverizando con vodka y agua y rociando la zona a tratar. Después de unos cinco minutos ya habrá hecho efecto y podrás limpiar retirando el moho y los gérmenes acumulados.
  • Para aliviar los golpes. Lo único que necesitarás es media taza de vodka y media taza de agua en una bolsa de frío, apta para meterla en el congelador. Sácala un rato antes del congelador y aplícala envuelta en un paño o toalla en la zona afectada.
  • Limpiar joyas. El vodka aplicado en un paño suave permite renovar el brillo original de las joyas de plata y las joyas cromadas de una forma sencilla y rápida.

Estos son algunos de los usos que puede proporcionarte el vodka, aunque te recomendamos que para estos casos apuestes por un producto de media o baja calidad, para no tener que gastar más de lo necesario, ya que conseguirás igualmente buenos resultados.